Imagina

Imagina que me tienes al lado.
Imagina que estoy ahí contigo.
Imagina que siempre estaré contigo.
Imagina que me necesitas como yo a ti.
Imagina que me tienes para lo que sea.
Imagina que me quieres.
Imagina que aceptas lo que te doy.
Imagina que admites lo que sientes.
Imagina que admites los que siento.
Imagina por un momento que estamos donde el principio.
Imagínate-lo porque es una realidad.
Imagínate porque digo esto.
Piensa en todo lo que te he dicho.
Piensa lo mucho que nos hemos querido.
Escucha lo que te dice tu interior.
Deja que te ame.
Deja que rompa ese escudo que parece impenetrable.
Lo sabes.
No quiero invadirte.
No quiero dañarte.
No quiero perderte.
No quiero tenerte tan lejos.
No quiero quedarme así de vacío.
Ahora imagina que es lo que me llena ese vacío.
Piensa bien lo que te digo.
Busca que es lo que llena ese vacío.
Ya lo sabes… pero no sabes dármelo.

Imagina por un momento que estoy ahí en tu corazón.
¿Crees que me podrás soltar?
Ahora imagina-lo bien todo.
Imagina que no estás despierta.
Imagina que al dormirte esto sigue ahí.
Imagina que aunque no seas consciente… yo sigo ahí.
Siempre me vas a tener ahí.
Imagina…
Imagina…
Imagínate-lo bien.
Porque lo que te digo es por nuestro bien.
Puedes pensar que te has equivocado al Imaginar tanto en tan poco tiempo…
Pero no quiero pensar dentro de un tiempo en el típico ¿y si….?
No creo que esté preparado para eso.
Imagino que no te he perdido.
Imagino que estas a mi lado.
Imagino… creo que ese ha sido mi error.
Imaginar todo demasiado deprisa.
Pero te digo una cosa más… sigo seguro de todo lo que te he escrito y se que sientes todo lo que me has escrito…
Pero te imaginas que va a suceder lo peor antes de que ocurra…
Lo dejo… no se escribir estando vacío.

Imagina