“No”

Se que te puedo alcanzar.
Pero no se si quieres que te alcance.
Dime.
Dime.
Pregunta lo que quieras.
No.
No se si estoy aquí.
No.
No se dónde te puedo alcanzar.
Pero con todo el esfuerzo.
Con toda la sinceridad.
Solo te pido que me digas una reflexión.
Dime, te lo ruego por favor.
No tengo nada más que poder expresar.
Te necesito.
Necesito que te expreses.
Te tengo que pedir que me lo expreses.

Creo que no hace falta ni escribir esas palabras,
que os gustan oír.

 

Y así me declaré…

“No”