De mi puño y letra

De mi puño y letra siempre surgen cosas que dan que pensar.
Suelen estremecer en algunos momentos.
Lo que ocurre es que pueden ser todo lo “bonitos” que quiera, pero nunca acierto, siempre me precipito o elijo el peor momento.
Un día de estos atinaré… y cuando esto ocurra NO dejaré de escribir.
Las inspiraciones tan sólo vienen a la mente cuando se tiene a alguien con el cual la inspiración surge… en algunos momentos son emociones, estados de animo, sentimientos.

Pero todo esto no sirve de nada si no se plasma en el momento.
Se pueden tener inspiraciones fortuitas, pueden ser parrafadas aunque por otro lado también puede ser una simple frase o palabra en la que después se puede plasmar lo que antes no se ha podido plasmar en ningún lado más que en la mente.

La forma de exteriorizar pensamientos, emociones, ideas… no siempre se pueden escribir.
Una mirada, un simple gesto puede bastar para exteriorizar todo lo necesario.

Algo que tengo muy presente desde hace años en mi mente son unas líneas que escribí que decían así:

“La esperanza del ser querido es lo más grande que uno espera, si yo no fuese paciente la esperanza se desvanecería sin más pero donde yo estoy situado en algún punto del infinito la espera y la paciencia van unidas hasta que se les dicte el final de su trayecto.”

Con esto tengo que recalcar que la importancia de ser paciente es un echo a tener muy en cuenta.
Y otra cosas a tener en cuenta es la valentía de afrontarse a cada situación, por difícil que parezca, ya que es mejor no andar siempre entre las sombras y no decir/hacer lo debido en cada momento.

Cada momento que pasa sin poder sentir al ser que tenemos enlazado, es una espera a la que tenemos que atenernos. Aunque la espera puede ser mas llevadera en todo momento, si intentamos encontrarlo…

De mi puño y letra

Espinita

Es una espinita que tengo clavada desde hace un tiempo,
Es una espinita que la he tenido que sacar para quedarme tranquilo.
Esta espinita es inofensiva, no causa ningún dolor si la desecho…
Aunque siempre se agradece que pueda ser conservada para siempre.
Pero para que esta se conserve hay que estar de acuerdo en ambas partes.
Soy sincero al decirte lo que siento.
Soy paciente en todo momento.
Pase lo que pase… no habrá sufrimiento.

Espinita

Esperanza

En aquel lugar remoto en el que siempre sueño con la esperanza de que aparezcas, sigo esperándote, ya que la esperanza esa algo que tenemos todos. De algún modo la tengo desmesurada al tener tanta gente negativa alrededor de mi. La esperanza es lo único que me salva en los momentos angustiosos de los últimos meses. Pero no se el porqué, pero sigo esperando, pero esta esperanza empieza a desvanecerse … ya que la otra parte de la esperanza no pone nada de su parte para que esta llegue a su fin. Un fin que puede ser de tres formas: Bueno, Neutral o Malo.

Esta esperanza seguirá manteniéndose mientras lo que siente mi ser por ti se empiece a marchitar, pero según lo que mi corazón me dice eso solo podría suceder si el infinito tuviese un final. Al no tener final la esperanza seguirá dando mordisquitos en mi corazón hasta que me respondas en algo, hasta que puedas o quieras hablar de esta esperanza.

La esperanza del ser querido es lo más grande que uno espera, si yo no fuese paciente la esperanza se desvanecería sin más pero donde yo estoy situado en algún punto del infinito la espera y la paciencia van unidas hasta que se les dicte el final de su trayecto.

Esperanza

La Vela

Hay muchas cosas de esta vida que las podemos comparar con una vela.

Está la vela de la felicidad, la del amor, la de la vida, la de la ilusión, nos podríamos estar aquí mucho rato escribiendo tipos de velas. La mas importante es esa que encendemos en las cenas románticas, que es la misma que encendemos cuando se nos va la luz, como mucho les cambia el color, la forma, la fragancia, el tamaño; pero sigue siendo una vela.

Ahora una de mis inspiraciones, una de esas que si no la escribo no duermo.
Toda vida es una vela. Os preguntareis ¿Porqué? es muy sencillo.
Se va consumiendo como la vida misma. Cuando está encendida es por alguna razón y si se apaga conserva su forma, hasta que se vuelve a encender y se sigue consumiendo.

La vela de la ilusión; esta es muy divertida, porque si está encendida la ilusión está ahí, se mantiene viva como la llama misma, pero si se apaga se pierde, se desvanece con el humo.

La vela de la felicidad; esta se parece mucho a la de la ilusión, por tanto no pongo nada. =)

Y ahora la que me inspira, bueno la que debería inspirar a todo el mundo, si estáis en lo cierto, para no salirme de mi cauce sigo con ella … “La vela del amor”.

Cuando encuentras el amor la vela está encendida.

Si el amor perdura, sigue encendida.

¿Cómo defino la vela del amor?:
· Se vuelve a encender y aquí no ha pasado nada.
· Se vuelve a encender, pero la llama se queda por la mitad, porque la otra mitad se ha esfumado con el humo.
· Se apaga y hasta que no se vuelve a encender no hay nada que hacer.
· Está encendida, pero con el humo que hace la no capta la atención de la energía para que esta siga encendida.
· Se enciende y se consume tan rápido que nadie se entera.
· No hay forma de que se encienda, porque de una anterior vela consumida se ha quedado la llama viva y esta no quiere abandonar, sigue encendida y por más que le soples no se acaba de apagar, y esta se convierte en una espina, una espina encendida, que solo cuando una nueva vela se vuelva a encender con tal fuerza que esta espina se consuma y no vuelva a arder.

Podría poner muchos mas ejemplos, pero os dejo a vosotros que los inventéis.

La Vela

Un Lugar

En el lugar donde nos encontramos.
En el lugar donde nos sentimos.
En el lugar donde me siento seguro.
En el lugar donde te sientes segura.
Que lugar es este, el camino de los sentimientos,
allí donde nos encontraremos. Ese lugar solo puede
estar en los mas profundo de nuestros corazones,
llegar hasta allí no es sencillo, ya que hay que pasar
los obstáculos que se crean como defensa ante lo
desconocido, es posible llegar sin obstáculos, pero para
ello hay que esforzarse, el esfuerzo no es mayor que el
sentimiento.
Un lugar donde te recordaré, allí adentro en lo profundo
de mi corazón, en ese lugar donde parece que no quieres
llegar, cuando llegues se llenará ese vacío, y el lugar se
convertirá en un nuevo mundo. Allí en el lugar donde
nos encontramos, nos sentimos y donde todo es seguro.

Un Lugar