Las equivocaciones…

Todo el mundo tiende a equivocarse en un momento u otro; no siempre puedes “elegir” el momento que NO debes cometer un error, ya sea por una situación o por el estado de ánimo del momento.

Se dice que todo se soluciona hablándolo, pero una vez te has equivocado y/o metido la pata hasta el fondo… el problema lo puedes solucionar, pero los residuos que se te quedan para tí mismo, no son tan fáciles de solucionar.

Para solucionarlos debes recordar el error y valorar la situación que lo provocó, aún analizando todo esto, a lo mejor no solucionas el estado residual del problema.

Con sólo tener a alguien en la que confies plenamente, a la que le puedas revelar cualquier cosa y que te pueda apoyar en todo momento, es muy probable que lo puedas solucionar…

Si careces de este tipo de persona/as a tu alrededor… no puedes solucionar nada.

Las equivocaciones…