Diciendo mucho y/o poco…

Acumulando ideas desde hace un tiempo, después de unos acontecimientos, de ver una serie extraña, de leer, de pensar y extrañar.
Un momento de soledad.
Un momento de felicidad.
Un momento de entretenimiento.
Un momento innovando ideas y pensamientos.
Un momento de descanso.
Un momento de no parar.
Un momento de sentirse exhausto.

Pero aún así digo pensando con más o menos lucidez, más claro, pero hay momentos que siguen siendo un lío y de ahí unos pensamientos extraños y aveces confusos, indecisos o de los que te hacen darle vueltas y vueltas a la cabeza sin llegar a nada con una estructura sólida. Pensamientos e ideas que decido no apuntar porque creo recordar, pero a la hora de plasmarlo… no me acuerdo más que de algo que tendría que haber plasmado.

«Todo el mundo miente, pero nos podemos mentir a nosotros mismos?»

No era así exactamente la frase, pero el concepto es el mismo. Da que pensar… ¿Ehhh?
Son de esas reflexiones que te hacen jugar con tu propia mente.

«Un momento pasado y olvidado, vuelve a la mente para comerte la mente»

De ahí se puede sacar mucho jugo.
Un juego de palabras muy poco rebuscado pero lo bastantemente eficiente para pensarlo un poco.

«Para que sirve la confusión, de donde sacamos una emoción que perdura a través del tiempo, no nos deja continuar, salvo encontrar a la confusión adecuada para fortalecer esa emoción y convertirla en un castillo… Pero si es la confusión errónea se desmorona como una torre de naipes… Y la confusión vuelve a perdurar por el tiempo sin un destino predeterminado entumeciendo el momento…»

«Un capricho del destino nos arrebata a alguien querido.
La estructura de un recuerdo puede ser tan buena, que nos atrae a un estado de confusión momentánea, con un recuerdo muy vivido; puede ser alegre si es de este tipo nos sentimos conmovidos por el momento ya que al darnos cuenta de que ya no lo tenemos nos caemos contentos y algo tristes. Pero también nos puede traer un pésimo recuerdo tan vivido, que al darnos cuenta que sólo es algo que ya ha pasado y sólo es un sueño/recuerdo nos quedamos más calmados pero nada tranquilos.»

Que reflexión más profunda… venida de ese momento de soledad pensando y extrañando al mismo tiempo…

«Pensando en como anda y revolotea, pero al abrir los ojos te das cuenta que no tiene piernas»

No lo digo para quien lo entienda… lo digo para quien lo sienta.

«Qué es, y cómo es una gota de lluvia en un estanque… es cómo eso que anda y revolotea… y que nunca llega.»

Diciendo mucho y/o poco…

Pensando en el momento

“Este texto empezó siendo uno de esos que no suelo publicar… pero después de leerlo detenidamente he decidido subirlo… consta de tres partes.”

Como empezar a explicar algo que se necesita expresar con palabras ocultas ante los ojos y sentimientos de las personas.
Siempre uso las mismas expresiones, que no siempre tienen los mismos significados para los distintos textos seleccionados.
De momento no estoy seguro de si debo expresarlo o si continuo ocultándolo, ese momento no ha llegado… ya que no tiene un destino determinado, un final incierto e inesperado.
____________________________________________

Una solución ante un problema determinado que ni tan sólo se puede considerar un problema.
Pero que se clava como una aguja diminuta debajo de la uña.
Sin querer se adentra más y más, sin querer parar hasta encontrar el “imán” que la terminará por sacar.
_____________________________________________

Determinando que hacer con este “original” con un destino que no se quiere perder.
Todo empieza y todo se termina… Se dice que quien no arriesga no gana; pero a veces lo que se arriesga y se tiene una gran probabilidad de perder… no se arriesga y por lo tanto no se gana.
Por lo que se le dice o como se le “tacha” a una persona, es de poco valor o cobardía.
Pero tal y como se puede proceder ante esto… es que hay momentos a los que nos queremos aferrar y trocitos que están ahí y NO queremos perder.
Por lo tanto: A veces es mejor no arriesgar eso que de verdad aprecias.

Pensando en el momento