Producto de una noche de insomnio

Quiero poder entender sin prestar atención.
Quiero poder saber sin tener que pensar.
Quiero poder ver sin mirar.
Quiero poder querer sin sentir.
Quiero entender.
Quiero saber.
Quiero ver.
Quiero querer.
Prestar atención al saber.
Sentir una ilusión.
Mirar un pensamiento.
Querer entender sin saber que hacer con mi mirada.
Liar los pensamientos y dejar fluir el viento que me pasa por los dedos.
Vuelvo a mirar hacia atrás sin arrepentimiento, sin tormento…
Sólo quiero poder saber si puedo o me pierdo.
En el pozo de mis pensamientos.
Ocurren momentos…
Se pierden pero se oyen a lo lejos.
Como cuando cae la gota de mis pensamientos.
Permanezco quieto y en silencio…
Esperando a que me alcen en silencio, en un momento y un lugar inesperado…
Quiero poder entender.
Quiero poder saber.
Quiero poder… ser…

Producto de una noche de insomnio

Es posible

Es posible añorar una voz…?
Es posible necesitar palpar esa voz…?
Es posible que el perfume de tu voz me embriague los sentidos…?
Es posible que lo que me dices me endulce…?
Es posible…
Es posible, me pregunto.
Es posible, que me endulzo.
Es posible que necesite…
Es posible escuchar el viento, de tus palabras.
Es posible… me pides que firme en el firmamento.
Es posible que me pierda por el viento susurrado en el firmamento.
Es posible…

Es posible

Momentos Desencadenados

Querría compartir un momento de soledad.
Un momento de esperanza.
Esperanza de una amistad sincera.
Con sinceridad y sin desesperación.
Desesperado por tener una ocasión.
Ocasión de compartir otro momento.
Todo y nada.
Largos momentos de una visión desencadenada…
Que espera ser divisada.
Por unos ojos que me traen esperanza.
El color de un sonido que siento en el horizonte.
Espero y espero a que llegue ese momento.

Momentos Desencadenados

Perdido en un lugar…

Recuerdos, preocupaciones, relatos y momentos.
Consejos y lugares.
Eventos de la vida.
Miradas y sensaciones.
Todas ellas se relacionan y se atraen.
Indecisas, inseguras, inmaduras, pero se gustan.
Ideas claras.
Ideas raras.
Ideas confusas.
Pero confío en poder ordenarlas.
Confío en poder adquirirlas.
Confío en dejar de soñar y tenerlas a mi alcance para poder palparlas.
Confío un poquito más en mis decisiones.
Indecisiones que poco a poco se desvanecen.
Alcanzarlas es mi meta, pero aún está en la lejanía.
Confío.
Espero.
Sueño.
Pienso.
¿Cuándo?
¿Llegaré?
Ya lo veremos…

Perdido en un lugar…