El tiempo pasa.

El tiempo pasa y no se detiene ante nada, ni nadie.
Pero desvío mi mirada.
Y recuerdo una amistad casi olvidada.
Y recuerdo la sonrisa de tu mirada, que parece olvidada.
Y recuerdo la felicidad que me producía.
Entonces me alegro del recuerdo.

El tiempo pasa.
Y pasa, para enseñarnos que no tenemos que perdernos.
Que tenemos que continuar.
Que tenemos que aprender a desconfiar.
Que tenemos que mirar hacia el frente.

Olvidamos que tenemos que seguir.
Olvidamos que tenemos que sonreír más.
Olvidamos que tenemos tiempo para ver y escuchar, leer y dibujar, sonreír y soñar.

El tiempo pasa.
Y no espera.

El tiempo pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s