Dudando

Sin poder saber si se puede ser.
Sin ser lo que se puede saber.
Al creer.
Al ver.
Al poder.
Al tener.
Al sentir.
No lo se.
Se algo pero no se usarlo.
Se algo pero no se hacerlo.
Se algo pero no puedo sentirlo.
Se algo pero sigo sin verlo. Sé algo.
Soy algo.
No me miro.
No me veo.
No me oigo.
Porqué si siempre lo veo, lo escucho, lo siento… Pero no lo alcanzo y no lo tengo.
Creo poder ir al lugar dónde todo se encuentra pero no lo veo claro.

Verlo sin sentirlo.
Oírlo sin tenerlo.
Recordarlo sin haberlo vivido.

Sin saber andar camino grandes distancias.
Sin saber leer escribo sin parar.
Sin saber oír ni ver…
Lo siento y no lo digo.
No lo sigo, porque dudo.
Qué?
Cuándo?
Llegará?

Dudando

Poder pensar

Me gustaría poder pensar que se lo que quiero sentir.
Me gustaría poder pensar que se lo que puedo sentir.
Me gustaría poder pensar que se lo que puedo hacer.
Me gustaría poder pensar que se lo que debo hacer.

Me gustaría poder pensar en lo que una vez tuve y perdí… por no pensar, ni sentir, ni poseer…

Amanezco cansado de pensar y no poder prender la mecha del saber.

Poder pensar

Nada Nuevo

Siempre escribo cuándo siento una inspiración o me despierto con el texto esperando a ser escrito y plasmado…
Pero esta vez ha sido por una reflexión de dos amigas que se “quejan” de que hace tiempo que no subo nada nuevo…
Lo cierto es que, si he pensado en escribir, pero durante unos meses no he estado en mis mejores momentos y la inspiración NO era completa y por lo tanto no he podido plasmar nada.
Llevo una semana y media releyendo “El Nombre del Viento” y al volver a leerlo te das cuenta de más aspectos que no me había dado cuenta en la primera lectura, es un libro que recomiendo ya que te hace pensar y plantearte nuevas cosillas =)

Puede sonar a tópico… pero desde hace unos meses me he percatado, que gente que consideraba amigos… no lo son tanto.
Hace poco me he dado cuenta del aprecio que me tienen algunas personas; y de algunas que no esperaba ni un poco de afecto y han demostrado más de lo que merezco…
Se que me “criticarán” por lo anterior mencionado, porqué yo mismo lo hago, pero es lo que siento y lo digo abiertamente.

Hay una persona que ha medio despertado una parte de mi que estaba apartada (cerrada, confinada) desde hace años. Y que sigue dormida esperando el momento para volver a salir.
No se cuándo saldrá esa parte de mi y no se quien será la afortunada de oír esa parte de mi, ya que no tengo a nadie con tanta confianza cómo para hacerlo.
Me duele no poder decirlo, ni mencionarlo para mi mismo es algo que al intentar plasmarlo e intentar decidir a quien contárselo se me humedecen los ojos.
Ya que la última vez que plasmé algo parecido hice llorar a tres personas muy queridas para mi y sólo con mis letras plasmadas en un papel. Soy incapaz de exteriorizar eso en palabras no escritas.

VJSABASM. -> Me inspiran confianza no fluyen en orden, ni en distancia, ni cercanía, pero les tengo siempre en cuenta.

Querría poder decir más pero de momento no puedo pese a que hay familia en esas letras… Amigos de confianza, familiares y familia postiza, que los tengo siempre en cuenta pero no se como sacar el tema, ya sea por miedo o por poco valor.

Sucede que cuando exteriorizo un poquito me encuentro con un muro que ya conozco de muy cerca.

Luego sucede que esperas una respuesta durante años y cuando la buscas no la encuentras.
Duele porqué se la respuesta pero siempre está la duda y necesito esa respuesta.

Este pensamiento ha empezado en mi cabeza en Mallorquín por alguna razón que no entiendo, pero la plasmo en castellano:
De un trozo de corazón sale un dragón que se desvanece susurrando al viento… Afecto y Alegría, Esperanza y Sabiduría, Amargura y Miedo.

Nada Nuevo

Viaje a casa…

Quiero que tengas un buen pensamiento de algún momento.

Un mensaje oculto de un pensamiento oportuno…
Imagínate un abrazo profundo, una melodía
susurrada al oído de una rima acariciada en tu
mejilla, una dulce mirada olvidada que sonroja tu mirada.

Un paseo por la arena mojada, en un atardecer en la playa…
La arena fina recorre curiosa acariciándote bajo la fina mirada
de una luna llena de hermosura, un susurro en el agua que
te acaricia y te saluda.

Viaje a casa…

Momentos inesperados. Artículos 4, 5 y 6…

Artículo 4

En las espesuras de la indecisión encontramos momentos de lucidez, llanuras soleadas, mojadas por el rocío otoñal, bañadas por una
brisa fresca y seca; la cual conlleva una esperanza inesperada, que te hace recapacitar sobre esa indecisión fortuita…

La brisa es la esperanza que te pasa por todas partes. Recoges trozos de ella y otros los dejas pasar sin más.

El rocío otoñal son todas las cargas que llevas sobre tus hombros y cuando tienen un peso descompensado caen y caen sin parar, como una lluvia que te refresca…

Las llanuras soleadas son todas aquellas que te aportan un apoyo,
como las rocas que te encuentras a tu paso; los rayos de sol, te
acercan más a la lucidez, a la claridad de pensamientos y a un
bienestar general.

Artículo 5

Todo tiene su fin.

El todo de un todo sin final es un principio sin final predeterminado.

El todo con un inicio predeterminado que desemboca a un acontecimiento inesperado, tiene un final inesperado.

El todo que conlleva a un interrogante monumental, tiene un inicio y un final inesperado y sin acontecimientos predeterminados.

Artículo 6

La tranquilidad de la mente, se consigue con una relajación adecuada, un sonido esperanzador y relajante; dejando la mente en blanco y vaciando las preocupaciones.
A este estado de paz mental le podríamos llamar vacio mental u
obtener una consciencia relajada para poder tener una relajación TOTAL.

Momentos inesperados. Artículos 4, 5 y 6…

El Grupo

Cuando se está en un grupo… por lo normal hay “un” líder de grupo, en el cual dice que hacer o como hacerlo correctamente…

Sí no se hace de ese modo el grupo no funciona… y si no funciona todo se va al traste.
Sí alguien del grupo no quiere hacer caso e ir a su puta bola… pués por lo normal NO funciona bien la cosa y hay que tirarlo del grupo ó que intente aplicarse en las explicaciones dadas.
Lo malo viene cuando esta persona se sale del grupo, o se enfrenta al grupo en sí o peor aún que se enfrente al “Jefe del grupo”…

“Tú mismo con lo que quieras hacer, yo no te voy a decir nada más… pero recapacita las cosas, piensalas con detenimiento antes de actuar… (me aplico el cuento a esto mismo)… que se lo que ocurre si no se hace las cosas correctamente… lo pensado/realizado cuando estas de “rabieta” … hay un 99% de que te salga el tiro por la culata.
Si se recapacitas a tiempo se puede solucionar… pero si no lo haces con el tiempo adecuado… la cagas.
Se te perdona por el “momento” pero… es improbable que te den una 2ª oportunidad”
El comportamiento de las personas en ciertas ocasiones no es tal como nos lo esperamos.
Es más si a estas personas se las puede influenciar, coaccionar, o cualquier otra cosa para que reaccionen de forma distinta a la que por lo normal no “haría”, el comportamiento y las acciones/decisiones tomadas en “x” momentos, pueden ser muy significativas para ambas partes… “La persona implicada y el grupo”

La verdad es que todo esto surge, de algo que me ha ocurrido a mi persona no hace mucho… y está generado por algo sucedido con alguien muy cercano a mí.

** Así es como lo veo yo… **

El Grupo

La Vela

Hay muchas cosas de esta vida que las podemos comparar con una vela.

Está la vela de la felicidad, la del amor, la de la vida, la de la ilusión, nos podríamos estar aquí mucho rato escribiendo tipos de velas. La mas importante es esa que encendemos en las cenas románticas, que es la misma que encendemos cuando se nos va la luz, como mucho les cambia el color, la forma, la fragancia, el tamaño; pero sigue siendo una vela.

Ahora una de mis inspiraciones, una de esas que si no la escribo no duermo.
Toda vida es una vela. Os preguntareis ¿Porqué? es muy sencillo.
Se va consumiendo como la vida misma. Cuando está encendida es por alguna razón y si se apaga conserva su forma, hasta que se vuelve a encender y se sigue consumiendo.

La vela de la ilusión; esta es muy divertida, porque si está encendida la ilusión está ahí, se mantiene viva como la llama misma, pero si se apaga se pierde, se desvanece con el humo.

La vela de la felicidad; esta se parece mucho a la de la ilusión, por tanto no pongo nada. =)

Y ahora la que me inspira, bueno la que debería inspirar a todo el mundo, si estáis en lo cierto, para no salirme de mi cauce sigo con ella … “La vela del amor”.

Cuando encuentras el amor la vela está encendida.

Si el amor perdura, sigue encendida.

¿Cómo defino la vela del amor?:
· Se vuelve a encender y aquí no ha pasado nada.
· Se vuelve a encender, pero la llama se queda por la mitad, porque la otra mitad se ha esfumado con el humo.
· Se apaga y hasta que no se vuelve a encender no hay nada que hacer.
· Está encendida, pero con el humo que hace la no capta la atención de la energía para que esta siga encendida.
· Se enciende y se consume tan rápido que nadie se entera.
· No hay forma de que se encienda, porque de una anterior vela consumida se ha quedado la llama viva y esta no quiere abandonar, sigue encendida y por más que le soples no se acaba de apagar, y esta se convierte en una espina, una espina encendida, que solo cuando una nueva vela se vuelva a encender con tal fuerza que esta espina se consuma y no vuelva a arder.

Podría poner muchos mas ejemplos, pero os dejo a vosotros que los inventéis.

La Vela